desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Brasil

La casa del patio

Leo Romano ha querido volver la mirada hacia la arquitectura brasileña moderna al proyectar esta residencia de Goiânia, en Goiás, que llama la atención por su claridad de líneas y por un acertado juego de volúmenes que da vida a un espléndido atrio central.

Nuevo Estilo 10/06/2014
Imprimir
Pantalla completa



El hermetismo de la fachada exterior de esta residencia de una planta situada en Brasil contrasta con la apertura total de la que gozan unos interiores rendidos al fantástico patio central que da nombre a la construcción, un proyecto de Leo Romano. El diseño global de La Casa del Patio –el arquitecto ha ideado también el interiorismo– cumple los cánones de la arquitectura moderna brasileña.

Una mirada al pasado que delatan las líneas simples y rectas que Romano ha empleado en una construcción supeditada al aprovechamiento y disfrute de la luz, y a la contemplación del paisaje. Una de las bazas con las que se ha jugado es la de la transparencia. Ya en la fachada principal se hace notar en la celosía que da la bienvenida, un elemento concebido como claro homenaje a la idiosincrasia brasileña –se denomina Brasilia– que deja intuir un rico mundo interior.

En la construcción se han utilizado pocos materiales: hormigón pintado en la piel exterior, suelo de piedra caliza para todas las estancias, paredes en blanco roto, grandes cristaleras ideadas a modo de paramentos verticales y puertas deslizantes de madera. Todo ello, junto con las celosías exteriores que tamizan la luz para sombrear y añadir intimidad a los dormitorios, lo ha ideado Leo Romano con el objetivo de que la circulación sea libre y la luminosidad llegue a todos los rincones.

Desde el hall, la superficie se ha distribuido en dos volúmenes paralelos y bien diferenciados: a la derecha se ubicó el ala más privada, donde una zona de estar da paso a los dormitorios, perfectamente alineados a la fachada. A la izquierda, el área social está dotada de comedor, dos zonas de tertulia y una cocina de doble función proyectada para abrirse o cerrarse a capricho, según las necesidades del momento.

De este modo, se ha creado un juego en el que interior y exterior llegan a confundirse. En cuanto al mobiliario, piezas diseñadas por grandes maestros brasileños –Sergio Rodrigues o Bernardo Figueiredo–, trufadas con otras de jóvenes promesas, el caso de Jader Almeida, o de firmas italianas, como Kartell o Fast.



Tags: hormigón y Patio.
Ver más articulos