desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Aire de mañana: Un piso decorado con estilo fresco

Toneladas de luz natural y un decorado superamable en esta renovada vivienda madrileña. El estudio Andina & Tapia imprimió un sello joven y fresco mezclando obras de arte, golpes clásicos y diseños chic.

Gema Marcos 28/05/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Nada más entrar en el recibidor de este piso madrileño, la intensa luz natural y su amabilidad estética te conquistan sin ningún aviso, por sorpresa. Esta agradable sensación es el resultado, por una parte, del impecable proyecto de arquitectura, obra de Beatriz Guijarro, y por otra, del minucioso trabajo de interiorismo de Mónica Andina y Fernando Tapia, del estudio Andina & Tapia, que resalta las muchas virtudes estructurales de la casa y añade una nota muy personal a todos y cada uno de sus ambientes.

Ellos partieron de unas premisas claras: unificaron espacios para añadir sensación de amplitud, de profundidad, y también buscaron dar protagonismo a la sucesión de balcones del salón, piezas clave de la vivienda que ganaron en relevancia tras la reforma. Lo primero que plantearon fue establecer una base serena, con suelos de tarima de roble y pintura blanca, en un matiz casi polar, para cubrir techos, paredes y carpinterías. Además, se restauraron las carpinterías y se realzó visualmente la estructura con cornisas modernas en los techos.

Después llegó la decoración, «para la cual nos adaptamos, por supuesto, a la opinión de los dueños, que buscaban un estilo fresco y contemporáneo, pero acogedor al mismo tiempo», nos explican los interioristas. Mezclaron con discreción piezas de rasgos muy actuales –muchas de ellas diseñadas por el propio estudio–, arte contemporáneo y algunas antigüedades, cuidando el fondo neutro para introducir sin mucho ruido el color a través de textiles, cuadros y otros detalles.

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS: ANDINA & TAPIA (www.andinaytapia.com)
- Una vuelta de imagen. La tarima de roble teñida en tono visón y la pintura blanca de las paredes rejuvenecieron el aspecto de la casa, al igual que las nuevas molduras del techo, que enmarcan cada ambiente reforzando su estética.
- La importancia de las ventanas. La distribución del mobiliario se rinde al planteamiento arquitectónico, proyectado por Beatriz Guijarro, que saca el máximo partido al gran número de balcones.
- Color rompedor. La base neutra se quiebra con los toques cromáticos dados por tapicerías, cojines y alfombras.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos