desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Dieppe (Francia)

Una casa rústica con toques vintage

Todas las cualidades que aporta la solera se dan cita en esta casa, situada en una pequeña ciudad de la Alta Normandía francesa: encanto, carácter, solidez y mucha personalidad. El trabajo de la interiorista Élodie Sire hace el resto.

Nuevo Estilo 27/10/2014
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



En el centro de la pequeña ciudad francesa de Dieppe –donde hubo un gran puerto pesquero y cuya playa fue la más famosa hasta 1936 para los parisinos, que únicamente tardaban dos horas en llegar a ella–,  se encuentra esta casa antigua, que no solo conserva el encanto de las viejas construcciones sino que lo aumenta gracias a la funcionalidad y confort de su nuevo interiorismo. El proyecto –cuyo principal objetivo fue conseguir más luz y espacio– es un trabajo del estudio de Élodie Sire, propietaria asimismo de la tienda D.mesure, de donde procede gran parte del mobiliario. 

Aunque la estructura de la casa, construida a finales del s. XIX, estaba bien en general, sí fue necesaria una reforma absoluta de todas las instalaciones, sin tocar desde 1950, momento en que se añadió la parte donde está la cocina, el baño, el despacho, el garaje... Al tratarse de la vivienda habitual de una pareja –aunque bien podría ser una casa de vacaciones: ¡está a 200 m de la playa!– requería contar con todas las comodidades. 

En cuanto a la decoración, los dueños llevaban consigo muchas piezas, puesto que el coleccionismo es una de sus aficiones. Integrarlas en el espacio de un modo natural era un objetivo que se logró con creces. Los objetos insólitos conviven a la perfección con muebles antiguos procedentes del norte de Francia y de Bélgica. En la casa se respira libertad de estilo, pasión por la historia y un refinado gusto personal, reflejado en el logrado mix entre la modernidad de las instalaciones, las piezas vintage y los elementos rústicos. 

El arte también tiene su peso específico en toda la casa y, de hecho, la fotografía contemporánea protagoniza espacios tan importantes como el dormitorio. La presencia de cuadros, de imaginería y de escultura por doquier deja ver un espíritu sensible y ¡muy al día de las tendencias! 

IDEAS DE LA INTERIORISTA: Élodie Sire (www.dmesure.fr)
- Preservar los elementos antiguos. La marca del tiempo es un valor en alza, por lo que se ha conservado lo máximo posible. Así el suelo de madera es el original y también se mantienen todas las chimeneas de la casa, incluso las que apenas se usan.
- Verde claro, ¡como en el jardín! En esta casa, las puertas están constantemente abiertas, por lo que se apostó por la continuidad cromática. Un luminoso verde –todas las habitaciones dan al exterior–, de Farrow & Ball, recorre las paredes de salón, comedor y todo el pasillo.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos