desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Marrakech, Marruecos

Una casa con esencia bereber

Enraizada en la tradición, esta casa de Marrakech integra con maestría un equilibrado mix de épocas y culturas. Moderno mestizaje y sencillez conceptual dan como resultado interiores frescos, serenos y cien por cien cosmopolitas.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Miriam Alcaire Fotos: Montse Garriga 05/07/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Un tándem de prestigiosos arquitectos –Hakim Benjelloun y Christophe Simeon– transformó lo que era una granja de vacas y ovejas con terreno para pastos en una moderna y amplia vivienda al más puro estilo bereber. La casa fue adquirida por sus actuales propietarios en 2002 y después de tres años de reforma, el proyecto asienta sus pilares en un absoluto respeto a la cultura local y a la integración paisajística. La edificación en adobe, con volumetría cúbica y trazado rectilíneo, típicos de la zona, está rodeada por un jardín de árboles mediterráneos que no le resta protagonismo. Al contrario, pone en valor la vivienda y está en perfecta simbiosis con ella gracias a los porches abiertos. Además, la distribución enlaza interior y exterior mediante patios a los que desembocan las estancias.

La decoración reinterpreta de forma impecable la esencia marroquí en clave moderna. Es obra de Clemence Pirajean, hija de los propietarios y directora de Studio Hopscotch, del que proceden también algunas piezas. Se han cuidado al máximo calidades y acabados. Los revestimientos de suelos y paredes son artesanos, los materiales naturales –madera, cuero, mármol o cerámica– están muy presentes en muebles y complementos, y los tejidos reproducen texturas y cromatismos autóctonos. Sin embargo, los ambientes se enriquecen y singularizan con una visión totalmente contemporánea en la que también tienen cabida los diseños de autor y el arte actual. Una visión conciliadora de épocas, estilos y formas de vida, cuyo resultado decorativo es un fantástico mestizaje estético ente tradición y vanguardia.

Ideas de la interiorista CLEMENCE PIRAJEAN (studiohopscotch.com)

Cálido fondo cromático. La paleta de color abarca un abanico de tonos neutros –ocre, terracota– muy vinculados a la tierra.

Mezcla de continentes. África y Asia: la estética de la casa combina estos marcos geográficos y étnicos. Las puertas antiguas son marroquíes; las de los muebles de cocina, de artesanía dogón (Mali); y los muebles de exterior, indonesios.

Arte contemporáneo y artesanía. Conviven en equilibrio obras de artistas actuales –pintura de gran formato y pequeñas piezas escultóricas– y objetos artesanales antiguos.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos