desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

La esencia puesta al día

El potente atractivo mediterráneo que emanaba esta casa de campo mallorquina fue motivo suficiente para que sus dueños decidieran conservarla prácticamente intacta.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



Los propietarios de esta vivienda en Pollença –un matrimonio holandés con tres hijos– se enamoraron de tal forma de la casa y su entorno que por ningún motivo quisieron ver alterada su esencia. De la reforma, una obra que tuvo como principal finalidad introducir algunas mejoras para hacerla más cómoda, se encargaron los profesionales del estudio de project manager e interiorismo LF91.

Los cambios fueron livianos ya que, por motivos estructurales y de normativa, se mantuvo la distribución originaria: recibidor, salón-comedor, cocina, sala de lectura y un aseo en la planta baja; y cuatro dormitorios en la superior. Es en esta última donde tuvo lugar la mayor transformación: para que cada miembro de la familia disfrutara de más intimidad se integró un cuarto de baño en cada una de las habitaciones. Por lo demás, se conservaron los elementos arquitectónicos que se encontraban en buen estado y para aquellos en lo que hubo que intervenir, se recurrió a materiales tradicionales de la zona.

En este espíritu de continuidad, la decoración juega un papel importante. El equipo de Mestre Paco ha recreado ambientes de estilo puramente mediterráneo con muebles y objetos tradicionales y vintage. De esta forma, sillas industriales acompañan a mesas y armarios de madera en composiciones que se rematan con piezas actuales para aportar una nota de refrescante contemporaneidad. El encanto de las construcciones rurales mallorquinas y la funcionalidad de una casa de hoy han logrado aquí un resultado chapeau.

IDEAS DEL PROYECTO: ESTUDIO LF91 (Tel.: 971 867 711. www.lf91.com) MESTRE PACO (Tel.: 971 534 370. www.mestrepaco.com)
- Potenciar la luz. Las vigas ya se habían cambiado en una anterior reforma; sin embargo –y puesto que las aberturas al exterior originales son de pequeño tamaño–, se decaparon para aumentar la claridad de las estancias.
- Cambio de solados. Se conservó el suelo existente de canto rodado en la entrada y el salón. En el resto de la casa, el pavimento de terracota, en mal estado, se cambió por piedra de Binissalem abujardada y envejecida.
- Maridaje de épocas. En una armoniosa fusión, muebles recuperados y elementos industriales se rodean de piezas contemporáneas. Un look universal que hace que resalte como nunca la tradición autóctona.



Ver más articulos