desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Guadalajara

Elegancia en el campo

Rodeada de campo, su interior respira la elegancia de una casa señorial en la gran ciudad. Los acabados, impecables, y la escogida lista de muebles son los responsables de una belleza que transciende al tiempo.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa



La amplitud y la sensación de desahogo son hoy condiciones básicas en cualquier proyecto de interiorismo que busque conseguir claridad, frescura y renovación. Luego es el tiempo del estilo, que se va conformando a través de los detalles, los tejidos, el arte y los recuerdos que personalizan. Y así se lo hicieron ver a los propietarios de esta vivienda de campo –un matrimonio con familia numerosa– el equipo de Estudio Recicla, que llevó a cabo la obra. Lo componen tres profesionales –Luis Gamo, Jaime Mesalles y Juan Moliné– que dan forma a sus proyectos de decoración entre las paredes del Hotel&Spa Salinas de Imón, el establecimiento que idearon y dirigen en Imón (Guadalajara).

La casa, de nueva construcción que firma el arquitecto Santiago Mesalles, cuenta con dos plantas. En la baja, a ras de jardín, encontramos las zonas comunes y en la superior, los dormitorios con sus correspondientes baños, además de un despacho y un cuarto de juegos infantil. La intención de los dueños era crear espacios despejados y prácticos, alejados del estilo rústico de siempre, que resultaran fáciles de vivir, sin exceso de obstáculos ni una ornamentación agobiante, pero con un alto grado de glamour y autenticidad. Por eso, Estudio Recicla planteó pintar la casa de un blanco luminoso, a excepción de algunas zonas que se empapelaron para lograr más calidez. El aire sofisticado viene dado por la cuidada carpintería pintada, los techos altos y las sobrias molduras de escayola que recorren las paredes.

Pero, sin duda, el mobiliario también jugó un papel importantísimo a la hora de ganar elegancia. Una breve lista de muebles de época, que se codean con piezas de línea clásica actualizada, rematan el estilo de la casa. Muchos de estos elementos proceden del hotel que regenta el equipo de interioristas: «El hotel es también nuestro showroom y tienda de antigüedades; por eso, todo lo que se expone en él se encuentra a la venta», explica Jaime Mesalles, quien destaca también cómo esta casa ganó carácter y fuerza gracias a los tonos de tejidos y alfombras.

IDEAS DE LOS INTERIORISTAS. Estudio Recicla (Tel.: 949 397 311)
Potenciar la claridad. Optaron por un fondo blanco –suelos de piedra, y techos y paredes impolutos– para conseguir un clima ligero y con mucha luz. Un escenario que subió enteros con paneles y molduras que dan movimiento a las estancias.
Hacia la máxima naturalidad. Se evitaron muebles muy ornamentales y de colores vivos que pudieran alterar el ambiente sosegado que buscaban. ¿Las telas? Siempre lisas, con cuerpo, de texturas suaves y en tonos sobrios.
Las carpinterías. Son un punto clave que ha revalorizado la obra. La mayoría de las puertas son de dos hojas, con anchos marcos y cuarterones de cristal que dejan paso libre a la luz, comunican de forma visual los espacios y les dan un aire provenzal.



Ver más articulos