desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Cádiz, España

En esta casa el descanso (y las vistas) están asegurados

Sobre un acantilado de la costa gaditana, la arquitecta e interiorista Laura Gärna ha levantado un refugio inmaculado en equilibrio con el mar. La fórmula perfecta para unas vacaciones plenas.

Realización: Mercedes Díaz de Rábago. Texto: Concha Pizarro. Fotos: Pablo Sarabia 28/06/2019
Imprimir
Pantalla completa



Entrañables días de infancia llenos de sol, arena y mar inclinaron la balanza de la interiorista Laura Gärna a la hora de elegir la playa de Los Alemanes (entre Zahara de los Atunes y Tarifa, en Cádiz) como su destino de vacaciones. «Mis padres venían aquí cuando eran jóvenes y siguieron haciéndolo después de formar una familia. Un sitio prácticamente virgen, sin chiringuitos ni gente, donde disfrutar de veranos eternos. Siempre soñamos con contruir una vivienda a nuestro gusto aquí», rememora. Unos cuantos años después lo hizo realidad desde Gärna Studio en esta zona sobre un acantilado conocida como La Peña. ¿El imán? Su elevada situación garantiza espectaculares vistas sobre el Atlántico. Esa fue la prioridad absoluta, que el mar entrara en cada habitación, cada dormitorio, cada baño... .

El edificio es una rotunda caja blanca de tres alturas, sin artificios exteriores ni interiores. En la planta baja –más pública– se sitúan los salones, el comedor, la cocina, los porches y la piscina, que se van entrelazando en espacios fluidos. El primer piso acoge dormitorios y baños, y el último nivel se reserva para la suite principal. «Planteamos una casa muy grande, con numerosas habitaciones, para recibir cómodamente en vacaciones a los amigos y la familia, que es mucha. Es nuestro punto de encuentro de ensueño», explica.  
La piel blanca y lisa de la fachada se prolonga en el interior, que luce suelos continuos de mármol de Macael y paredes impolutas en un recurso total white que pretende multiplicar la luminosidad, el principal eje decorativo junto con la presencia del mar y la naturaleza. Con la potencia de estos tres elementos, el interiorismo es fresco y sencillo, y se ha resuelto con objetos prodecentes de viajes de la arquitecta, piezas de tiendas locales, muebles a medida, artesanía de la zona y básicos funcionales. Completan el catálogo clásicos del diseño. Con estas bases, calma y relax garantizados.

Ideas del Proyecto LAURA GÄRNA garna.es

Pinceladas de energía. «Sobre una base arquitectónica limpia y escueta, hemos buscado elementos decorativos que aporten color y alegría», explica la responsable de Gärna Studio.

Su majestad, el mar. El Atlántico es protagonista absoluto del proyecto. La vivienda se abre a él a través de terrazas y grandes cristaleras, y sus colores marcan la gama cromática en el interior.



Ver más articulos