desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una estupenda casa con maravillosas vistas al mar

Manteniendo la vista fija en el horizonte, y con el mar y la brisa como partes fundamentales de la decoración, hallamos esta vivienda en Mallorca cuyos ambientes, amplios y sobrios, obra de Organic Studio, se prestan al relax y al confort.

Mª Jesús Revilla 04/10/2018
Imprimir
Pantalla completa



El mar como punto de partida, el mar como objetivo. Su contemplación y disfrute ha sido el eje articular para esta vivienda, habilitada en lo que fue un antiguo hostal situado en un enclave privilegiado de la costa mallorquina. El arquitecto Rafael F. Rigó la modificó y adaptó a las nuevas necesidades, mientras que la decoración corrió a cargo de Andrea Pussin, de Organic Studio, quien, junto con el dueño, muy implicado en el proyecto y con las ideas muy claras, contribuyó a conseguir unos ambientes cálidos, amplios y ultracómodos, marcados por una arquitectura de conceptos contundentes, inspirados en las líneas norteamericanas de mediados del siglo XX.

La interiorista desarrolló una paleta de materiales, colores y texturas que ayudan a crear diferentes matices en cada espacio, además de suavizar la dureza de las líneas: «La idea fundamental fue hacer distintos ambientes, cada uno con su personalidad, que funcionaran con independencia visual unos de otros, pero que en conjunto guardaran armonía». Este equilibrio se ha conseguido dotando a la decoración de una selección de elementos muy uniforme, pero con matices, que se mueven en una paleta de colores neutros y sobrios que respetan la peculiaridad: cada una de las mesas, por ejemplo, todas de madera, tiene su tono particular, su textura. El proyecto fnal ha puesto de manifiesto la voluntad de orquestar unos espacios sosegados y muy elegantes, sin contrastes excesivos, que tienen el confort como bandera y dejan todo el protagonismo al “cuadro” del paisaje marino que queda enmarcado por el gran ventanal.

IDEAS DE LAS INTERIORISTA: ANDREA PUSSIN (www.organicstudiomallorca.com)
- Chimenea como focal point. La zona de estar cuenta con más de 5 m de altura. Con el objetivo de matizar su gran dimensión, se diseñó una chimenea de suelo a techo, con el tiro de 3 metros de ancho revestido de piedra natural, que, además, da cuerpo a una de las paredes laterales.
- Paleta neutra. Tonos tostados, maderas con diferentes texturas, colores piedra... Para romper con delicadeza esta pauta cromática, la decoradora introdujo toques de ligera intensidad, como los cojines mostaza, un color que se repite también en alguna de las sillas del comedor.



Ver más articulos