desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una casa con vistas

Frente al mar, este chalé mallorquín se proyectó como una caja de cristal. Así, las espectaculares vistas y el jardín forman parte del interior.

Nuevo Estilo 31/08/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Una vivienda de vacaciones cómoda y luminosa, con una estructura sencilla, de una sola planta, líneas depuradas, espacios diáfanos y contadas concesiones al ornamento son las claves principales de este chalé situado en primera línea de costa, frente al mar, en Sa Torre, Llucmajor, en el flanco sur de Mallorca. Los arquitectos del proyecto, Alejandro von Waberer, del Estudio Dai 10, y Alan Frankin, construyeron un edificio concebido en su fachada sur como una caja de cristal transparente, de manera que sus paredes de vidrio permiten el paso de la luz natural y reflejan el horizonte marino. «En verano, explica Alejandro, cuando los ventanales correderos permanecen abiertos, la corriente de aire refresca los interiores y se logra lo que llamamos una casa-porche».

«Nuestra concepción de la arquitectura –continúa Alejandro– es muy minimalista, pero en esta ocasión buscamos un planteamiento contemporáneo que también resultara cálido. Así que, sin apartarnos de las líneas puras, introdujimos materiales naturales, como la madera en los suelos interiores y exteriores y la pérgola, y la piedra natural para encontrar el equilibrio que perseguíamos». En cuanto a la decoración interior, se escogieron muebles muy sencillos lacados en blanco combinados con piezas de plena tendencia en acabados de madera natural al aceite, como la consola del salón o con terminaciones artesanales, casi toscas, como la de la mesa de centro.

También se introdujeron mesas auxiliares de estilo shabby chic, con superficies encantadoramente desgastadas. En la cocina, en cambio, se buscó la funcionalidad de la mano de la distribución y los muebles de diseño moderno. La incorporación de textiles, muy medida, denota esa búsqueda de la calidez de que nos habla el arquitecto: la alfombra de pelo largo en la zona de tertulia, el binomio azul marino y gris creado con la ropa de cama, el dinámico guiño étnico en los estampados de los cuadrantes... Y las cortinas, de lino color arena, muy fruncidas y con los carriles ocultos en un foso, aumentan la calidez, sobriedad y elegancia que irradia la casa.
IDEAS DE LOS ARQUITECTOS: Alejandro Von Waberer y Alan Frankin (Tel.: 971 495 878)

- Pérgola integrada en la fachada. Su discreto diseño se funde visualmente con la casa. Se trata de una estructura de hierro pintado de negro y techumbre de madera de iroco alistonada que protege del sol en verano sin impedir la entrada de luz.
- Introducir el paisaje en casa. Los ventanales extralarge convierten en protagonista al jardín, concebido por Tayjana Radovich como una pradera, flanqueada de palmeras y setos, que permite una perfecta visión del Mediterráneo al fondo.
- Espacios enlazados. La mayoría de las puertas de la casa son correderas. O simplemente se dejaron los vanos libres para favorecer la interrelación entre espacios: así la luz fluye entre ellos y las habitaciones parecen más amplias.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos