desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Ibiza, España

Más que un cambio de vida

El joven empresario holandés Tom van Amerongen lo dejó todo para trasladarse a Ibiza y disfrutar de su pasión por la isla y por transformar casas de campo. ¿Un ilustrativo ejemplo? Can Palmeras, donde el descanso está asegurado.

Beatriz Fabián 10/08/2018
Imprimir
Pantalla completa



Aunque no aparezca escrita en sus muros, la uve de vacaciones está marcada a fuego en el ADN de Can Palmeras, una casa de campo situada en el interior de Ibiza. Gracias a sus ambientes pintados en tonos que invitan al sosiego y después de una nueva distribución con numerosas zonas de relax tanto dentro como fuera de la vivienda, alcanzar el ansiado descanso es ahora una consecuencia lógica y sencilla.

La rehabilitación la ha realizado un apasionado de la isla pitiusa, que abandonó Ámsterdam y su carrera en el mundo de las ventas y el marketing para darle un vuelco a su vida y fundar la empresa True Ibiza, dedicada a la construcción, reforma integral, decoración, alquiler y venta de inmuebles. Al diseñar la transformación de este chalé unifamiliar de los años ochenta, Tom van Amerongen ha mezclado el estilo mediterráneo original con influencias de Marruecos y Bali, principalmente. No en vano, su compañía también se dedica a la importación de mobiliario balinés. Las piezas de este enclave indonesio son mayoría y encajan ad hoc en las nuevas estancias, que se han abierto al exterior para conseguir el máximo aporte de luz natural. Paredes en blanco roto y el empleo de materiales naturales, tanto en el revestimiento de los suelos como en los complementos decorativos, contribuyen a crear una atmósfera de tranquilidad que cumple el objetivo de este idílico refugio: ¡desconectar!

IDEAS DEL PROYECTO: Tom van Amerongen (www.trueibiza.com)
- La iluminación es una de las claves. Aunque prima la luz natural, se complementa con la instalación de halógenos empotrados. El truco: quedan ocultos a la vista e iluminan puntos estratégicos, como las zonas de paso.

- Paleta cromática. Las baldosas de piedra alemana y cemento paleteado, en tonos naturales, que revisten los suelos y las paredes en blanco roto elevan la sensación de armonía y paz.



Ver más articulos