desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Almería, España

Una luminosa casa en Mojácar

Arena, blanco, grana, negro... Esta casa reproduce la paleta cromática que pinta el paisaje almeriense en un empeño de integración absoluto... El proyecto lleva la firma de la decoradora María Lladó.

Nuevo Estilo 09/06/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Mojácar es el mágico enclave en el que se halla este unifamiliar teñido con los colores de Almería. La casa, aunque de nueva construcción, fue retocada para dejarla al gusto del propietario, cuyo deseo era conectarla visualmente al jardín y aprovechar mejor el espacio habitable. De la reforma y el interiorismo se encargó la decoradora María Lladó, que, sin modificar en extremo la distribución, llevó a cabo las intervenciones necesarias para optimizar luz y metros cuadrados. El primer objetivo fue ampliar los ventanales en la fachada y conseguir la prolongación visual hacia el exterior. El porche principal y el salón también se hicieron más grandes al eliminar un patio de luces. Ahora, ese espacio acoge dos comedores contiguos separados por una cristalera: uno al aire libre y otro en el interior.

La integración en el entorno natural era otro de los propositos. Los colores de la casa reproducen los del paisaje: la arena del desierto almeriense, el negro de sus playas volcánicas, el blanco de la intensa luz... Las fachadas están pintadas de ocre y la piscina, con solárium de cemento teñido del mismo tono, se ha bordeado de gravilla negra. El hermoso jardín, diseñado por María Lladó y el jardinero Miguel Fanegas, también reafirma este empeño de fusión: palmeras, grupos de cáctus y plantas mediterráneas colonizan macizos y parterres.

Puertas adentro, el estilo es fácil y natural, con textiles livianos –algodón, lino– y una iluminación a base de focos Erco orientables. Muebles cómodos forman un equipamiento en el que sobresalen piezas vintage, diseño contemporáneo y arte, mucho arte: numerosas muestras de escultura, y pintura y fotografía en gran formato ejemplifican la rendida pasión que el dueño siente por el coleccionismo. El contenido es lo importante. Y la caja sirve de fondo y realce a esta demostración de belleza.   

IDEAS DE LA DECORADORA: MARIA LLADÓ (www.mariallado.com)
- Paramentos, todo al blanco. Las paredes se han dejado intencionadamente blancas para ceder el protagonismo a las obras de arte. Pero también los suelos son muy claros: se han solado con un pavimento continuo de magnesita, de la firma Polidurit, con alta resistencia a la abrasión y las fisuras.
- Diseños propios y piezas de autor. Mesas, consolas, mesillas..., de formas cúbicas y realizadas en tablero de DM lacado en un blanco luminoso y resplandeciente, contrastan con las formas redondeadas de los muebles de la segunda mitad del s. XX, algunos firmados por emblemáticos creadores. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos