desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid

Una casa clásica muy sofisticada

La joven interiorista Blanca Fabre ha renovado este piso madrileño convirtiéndolo en una casa sofisticada y cómoda. Cada uno de los espacios, amplios y armónicos, destilan una atmósfera clásica no exenta de frescura y con mucha personalidad.

Nuevo Estilo 27/10/2014
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Aunque en la reforma poco quedó en pie, esta vivienda mantiene esa serena elegancia clasicista del siglo XIX, cuando fue construido el edificio. El excelente resultado –una casa amplia, luminosa y cómoda– es obra de la interiorista Blanca Fabre. Se derribaron todos los tabiques para empezar de cero: la distribución se modificó para adaptarse a los nuevos propietarios, se cambió el lugar de la cocina, se subieron los techos y los vanos de las puertas, y lo que antes fueron cinco pequeños cuartos ahora son tres dormitorios, dos de ellos con baño integrado. «Mi objetivo principal fue que los espacios resultaran lo más amplios y abiertos posible», nos comenta.

Una de las formas de lograrlo fue conectando salón y comedor mediante unas ligeras puertas de acero y cristal de gran tamaño –miden 2,50 m de alto–. Estas, como otros elementos  de la vivienda –librerías, mobiliario, alfombras o incluso creaciones artísticas–, son diseños de la interiorista que se encargan de poner carácter y singularidad a la decoración. Además, proporcionan un plus de elegancia, potenciada por la convivencia con materiales muy atractivos: tarima de roble mateada, piedra de sierra Elvira en la entrada, rodapiés y embocaduras de las puertas lacados en negro... junto a una paleta de tonalidades neutra que dejan como focal points los complementos y las obras de arte.

Blanca Fabre (www.blancafabre.com)



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos