NuevoEstilo

Palma de Mallorca, España

Plan (neo) campestre

En medio del campo, a dos kilómetros del pueblo más cercano, esta casa mallorquina conserva el sabor de lo antiguo mientras se expresa con un rico lenguaje contemporáneo, magníficamente articulado por el interiorista Damián Sánchez.

Beatriz Fabián 07/06/2016
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Una construcción tradicional, con el encanto de la sabiduría popular, cuyo deterioro se ha transformado en una propuesta estética muy actual de la mano del arquitecto Pep Ramón y del interiorista Damián Sánchez. Ubicada a escasos dos kilómetros de la población mallorquina de Llubí, la casa llevaba mucho tiempo deshabitada. Dotarla de la comodidad suficiente para vivirla todo el año y que, en periodos de vacaciones, acoja a una gran familia fue posible gracias a la inestimable ayuda del constructor Damián Bergas, de la empresa Bergas y Talaiot, «un buen profesional de la zona, conocedor de la arquitectura típica de la isla, que nos facilitó muchísimo el trabajo», en palabras del decorador. Tras algunos ajustes estructurales para adaptar los espacios a las nuevas necesidades, se han conservado muchos de los elementos y materiales originales, que han contribuido a crear la atmósfera deseada.

Ese respeto por la edificación y el entorno ha sido uno de los recursos utilizados para lograr acogedores espacios con alma. En ellos, a la base neutra elegida se añadieron materiales y tonos suaves, salpicados por ciertos toques luminosos en tapizados y muebles auxiliares. «Hemos empleado –indica Damián Sánchez– algunas pinceladas pastel mezcladas con colores ácidos, muy en tendencia, y todo se ha rodeado de una iluminación cálida, en su mayoría de sobremesa, unida a algunos efectos de luz puntual a base de focos orientables».

También juegan un papel importante las carpinterías en gris oscuro y turquesa mate, que sintonizan con los muros de mampostería a la vista. Por otro lado, los cerramientos de hierro ponen una nota industrial, pero acorde con la arquitectura de la zona, y «en cuanto a las puertas interiores, algunas de ellas son recuperadas y se compraron en el anticuario Enric Serra Planas», nos explica el interiorista. Como colofón para alcanzar un rejuvenecedor equilibrio estético, las piezas antiguas se acompañan de mobiliario contemporáneo, telas de las firmas yutes y Güell-lamadrid, y escogidas obras de arte.

IDEAS DEL INTERIORISTA: Damián Sánchez (Teléfono: 932 002 265)
- La gama cromática es una de las bazas más conseguidas al emplear un tono piedra con efecto estuco, que se alía a la perfección con los acabados cálidos en mobiliario y tejidos.
- Revestimientos. Para sintonizar con las paredes, que mantienen la mampostería en piedra de la isla, los suelos se han pavimentado en tarima de madera de roble blanqueado.
- Lámparas decorativas. Elegidas en sintonía con el con el carácter rústico de la construcción, logran el máximo efectismo tanto por su tamaño oversize como por sus originales diseños.



Comentarios

Publicidad


Más Casas con estilo




Ver Todos