desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Una casa estilo fifties

La esencia de la buena arquitectura de los años 50 renace en el interior de esta vivienda barcelonesa. El interiorismo del estudio Dalla Polvere ha puesto en valor unos detalles señoriales que tienen al arte como aliado perfecto.

Nuevo Estilo 25/01/2017
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Da gusto cuando el buen hacer de un arquitecto recobra con los años el protagonismo que merece. Es el caso de esta reforma proyectada por Patrizia Casarini y Mónica Colominas, del estudio de interiorismo Dalla Polvere. En este piso de Barcelona situado en un edificio concebido por Francesc Mitjans, allá por los años cincuenta, han conseguido poner en valor las excelentes proporciones de los espacios y su correcta distribución ha propiciado una intervención mínima. De hecho, la cocina es la única zona que se ha reestructurado. Dividida en tres áreas –planchado, lavado y cocción–, se ha unificado en dos para crear una zona de trabajo y un office idóneos para una familia de cuatro integrantes. También es completamente nuevo el frontal principal del salón que ganó en luminosidad al cambiar la embocadura de mármol oscuro de la chimenea por un pieza florentina de piedra caliza. Su elegante clasicismo ha inspirado a Dalla Polvere el diseño de las estanterías que la escoltan y su tonalidad marcó el color de las paredes.

Este es un recurso que las interioristas han utilizado con gran acierto. Al unificar paredes y puertas –se han conservado las hojas originales de cuarterones– con los tejidos de las cortinas y muchas de las tapicerías la sensación de amplitud aumenta. Las amplias correderas o detalles como los interruptores dorados de Bticino que siguen la estética fifties de las manillas de las puertas, refuerzan el carácter de la arquitectura mientras el toque más personal lo aportan las singulares piezas de mobiliario elegidas y las obras de arte actual.

IDEAS DE LAS INTERIORISTAS: PATRIZIA CASARINI Y MÓNICA COLOMINAS (Tel.: 629 230 039)
- Unificar tonalidades. Paredes y cortinas repiten tonos para ampliar ópticamente el espacio. Idéntica solución se empleó en el lacado en blanco de las carpinterías existentes, que eran demasiado oscuras.
- Suelo de madera. De tarima de roble en espiga, es el original y se ha restaurado donde la reforma lo ha requerido. Pavimenta las zonas comunes y sintoniza con la estera de coco elegida para pasillo y dormitorios.
 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos