desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Mallorca, España

Una antigua casa de campo rehabilitada

Las viejas construcciones mallorquinas fueron el punto de partida para levantar desde cero esta vivienda. Sus interiores sosegados y abiertos transportan la esencia antigua a una visión moderna del espacio, en sintonía con la naturaleza que la rodea.

Nuevo Estilo 05/07/2019
Imprimir
Pantalla completa



Los propietarios de esta vivienda –enamorados de Mallorca desde hace tiempo– habían disfrutado a lo largo de diez años de una casa moderna y cool, situada en primera línea de playa, como refugio de vacaciones. Sin embargo, les atraía la idea de tener una vivencia diferente de la isla. Buscaron un terreno en el interior y lo encontraron cerca de Artà, una pequeña localidad con historia, encanto y preciosas playas en un perímetro de solo cinco kilómetros. Allí pensaron levantar su finca, al estilo de las tradicionales possesions mallorquinas.

Para llevar a cabo la reinterpretación de este tipo de construcciones señoriales de campo confiaron el proyecto a la arquitecta Laura Zirón, del estudio Valiente y Zirón Arquitectos. Siguiendo los cánones tradicionales, la edificación está formada por un volumen principal de mayor altura y otros secundarios agregados. Además, otro objetivo era que los propietarios encontraran aquí un refugio de recogimiento y descanso que aplacara su intensa vida laboral. Motivos que reafirmaron la apuesta por la amplitud de espacios y el empleo de materiales naturales.

En contraste con un aspecto exterior «centenario», los interiores son diáfanos y reflejan modernidad y confort. A la piedra de marés, las vigas catalanas recuperadas o las ventanas, puertas y suelos –realizados con maderas antiguas tratadas–, se suma el pavimento continuo de hormigón pulido. A tono con este acabado, las paredes se pintaron en tonos arena, cálidos y cómplices a la hora de reflejar la luz en las estancias, siempre en conexión con el jardín. La decoración, sencilla y austera, destila quietud y combina mobiliario de fibra trenzada, madera y tapicerías de algodón blanco en un súmmum de naturalidad y relax.

IDEAS DE LOS ARQUITECTOS: VALIENTE Y ZIRÓN ARQUITECTOS (www.vzarquitectos.net)
- Homenaje a la tradición. Vigas de madera, solados de piedra o de cemento pulido y paredes en tono beis –excepto un paño pintado en marrón en el salón– responden a una estética sencilla y carente de artificios ornamentales.
- El valor del entorno. Los espacios de día se han proyectado en estrecha relación con los jardines que rodean la casa. ¿La finalidad? Mantenerlos en conexión permanente con el exterior gracias a ventanales y vanos.
- Libertad de circulación. Como los ambientes se suceden de forma consecutiva, sin pasillos o distribuidores de por medio, la amplitud y luminosidad son totales. Una filosofía ideal para una casa de vacaciones.



Tags: antigua, Casa y Mallorca.
Ver más articulos