desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Paris

Atmósferas chic entre la calma y el rock'n'roll

En el apartamento de la directora artística Mary Erlingsen, situado en Neuilly-sur-Seine, a las afueras de París, las atmósferas relajantes de su cuidado interiorismo se mezclan con la fuerza expresiva de una colección de fotos hipnótica.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Beatriz Fabián. Fotos: Montse Garriga 04/11/2015
Imprimir
Pantalla completa



Mezclar una corazonada con la parte más racional del cerebro ha funcionado como detonante en la decoración de esta vivienda a las afueras de París, en Neuilly-sur-Seine, un área donde residen numerosos cantantes, periodistas, actores y políticos. Su dueña es la directora artística y diseñadora Mary Erlingsen, que aplicó aquí sus conocimientos como interiorista y estilista acostumbrada a moverse entre escenografías y descubrir objetos de belleza especial con los que crear desde escaparates a interiores. Trabajar con grandes firmas de lujo, moda y joyería le ha contagiado el gusto por «las cosas que tienen una historia que contar», nos explica. Un concepto que ha trasladado a su casa, situada en un edificio de comienzos de los años sesenta y que, como es frecuente en esta zona, alberga una docena de apartamentos, bajos con jardín y pisos superiores con azotea.

Mary Erlingsen confió el lado funcional de la reforma, los planos y los cambios estructurales a sus amigos del estudio de arquitectura Atelier 134, formado por Franck Deret y Sylvain Polony, mientras ella puso el lado más sensible, lúdico y evocador. «De pequeña acompañaba a mi madre al mercado de antigüedades de Toulousse –la ciudad donde nací–. Su pasión eran los años 30 y la Bauhaus, siempre volvíamos con un recuerdo inusual, un tesoro lleno de historias», recuerda. Y esa influencia materna se encuentra muy presente en su universo doméstico.

La vivienda está rodeada de verde –a Neuilly-sur-Seine le llaman la campagne à Paris– y tiene un jardín con manzanos, frambuesas y camelias que filtra al interior una luz tranquilizadora, como el tono elegido para las paredes y el suelo de hormigón pulido. Como contraste de estas suaves gamas cromáticas se situó la fuerza expresiva del sofá rojo de Knoll –una firma fetiche en esta casa–, la singularidad de las piezas antiguas encontradas en almonedas y rastros, y, sobre todo, la intensidad de una colección de fotografías icónicas, bellas y con mucho que decir.

Ideas del proyecto
El suelo es de hormigón pulido, de la firma Mercadier, y su confortable acabado mate proporciona suavidad. Además, genera continuidad entre los espacios aportando mayor sensación de espacio.
Gama cromática. Las tonalidades soft en las paredes –tratadas con pintura de Farrow & Ball–, los textiles y las carpinterías le dan a los ambientes un aire retro que recuerda el origen del edificio.
La fotografía. Marilyn Monroe, Romy Schneider, Mike Jagger o Keith Richards, iconos de la moda, el cine o la música, dan vida a las paredes.



Ver más articulos