desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona, España

Un ático muy bien reformado

El objetivo de la reforma de este ático barcelonés pretendia conseguir espacios cómodos y fluidos dentro de una decoración con carácter. El resultado supera las expectivas en acabados, en amplitud, en luz, en encanto...

Nuevo Estilo 13/09/2016
Imprimir
Pantalla completa



Disponía de todo lo necesario, pero había que sacarlo a la luz. Este ático en Barcelona era amplio y luminoso, pero, tras la reforma, su atractivo aumentó exponencialmente. Se modificó por completo la distribución, se abrieron espacios, conectaron estancias, ensancharon pasillos... La amplitud se erigió como fin y como medio para conseguir, sobre todo, comodidad. La luz, que entra por los grandes ventanales, fluye gracias a puertas acristaladas que unen-separan las estancias de la zona de día: hall, estudio, salón, comedor, cocina...

La decoración se encarga de imprimir el carácter de sus propietarios a los ambientes: piezas exclusivas, detalles eclécticos que abarcan desde lo industrial al vintage, lo étnico y los aires orientales. Algunas de ellas made by Luzio, como las originales mesas del salón y la cocina, realizadas con viejas puertas chinas, o las del porche, a partir de palés o de una gran bobina. Esos toques rústicos, junto con el look fabril y rotundo de las puertas de cuarterones de hierro, enriquecen y potencian aún más una estética muy personal que une, sin reparos y con mucho acierto, naturalidad y sofisticación. Madera sin desvastar versus exquisita porcelana china; esteras de sisal junto a envolventes terciopelos; un mueble rural menorquín aderezado con lámparas doradas de los años 50... Opuestos que conectan a la perfección, seleccionados con único y mágico criterio de poner en valor la belleza y la calidad. Todo ello reunido bajo un manto de sintonía cromática, luz natural a raudales y gratificante sensación de amplitud.

IDEAS DEL PROYECTO
- La paleta cromática. Constituye uno de los ejes en torno al cual gira la decoración de toda la vivienda. Se ha jugado con
una base neutra de colores tierra, blanco y visón, a los que se han añadido notas de color, entre los que cobran protagonismo los toques de negro en puertas, rodapiés...
- Detalles con alma. Una deliciosa mezcla de objetos aporta vida a la casa: porcelana china, bellos corales, espejos envejecidos, alfombras étnicas, colecciones peculiares y, animando las paredes, fotografías tomadas por la propietaria en sus viajes.



Ver más articulos