desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un ático dúplex donde manda el azul

Ecléctico, personal y lleno de piezas singular, el ático de la decoradora Leticia Martínez refleja fielmente sus grandes pasiones: color, arte y diseño.

Realización: Beatriz Aparicio. Texto: Mónica Corredera. Fotos: Pablo Sarabia 01/04/2019
Imprimir
Pantalla completa



Nada es accesorio, todo es relevante en la casa madrileña de Leticia Martínez, del estudio Tres Trece Interiorismo. Así lo concibió a la hora de transformar el espacio y hacerlo suyo. Los metros cuadrados eran un hándicap y esta premisa –que supuso el punto de partida de la reforma– acabó por convertirse en la esencia del proyecto, en el argumento que dota de sentido a los interiores. «La vivienda es pequeña y no queríamos llenarla de cosas banales o sin utilidad. Tener solamente lo que es importante para nosotros ha resultado algo lógico y natural», explica la interiorista. Este ático dúplex, construido en 1995 y alojado en un bloque de pequeños apartamentos, se compone de un ambiente principal muy luminoso –donde se han situado el salón y el comedor, y que cuenta con una zona de doble altura– y de una segunda planta en la que se ubica el despacho de trabajo. Ambos niveles quedan unidos por una escalera japonesa cuyo diseño escultural aprovecha mejor el espacio: gracias a su acertada disposición junto a la pared, se ganó el área que ocupaba el  modelo anterior para situar el comedor.

Un singular eclecticismo define la decoración y, por tanto, la elección del mobiliario. Hay piezas de diseño propio, muebles emblemáticos de los años 60, objetos vintage y retro, tesoros de anticuario... «Todo nos ha enamorado, pero, especialmente, las obras de arte contemporáneo. Es una de nuestras mayores ilusiones, la pequeña colección que hemos iniciado con la ayuda y asesoramiento de la galería Casado Santapau».

El color es otra de las señas identitarias de la casa. A la hora de elegir la paleta cromática, Leticia Martínez sabía bien lo que quería: «Como hay muchísima luz, optar por el blanco o un color claro hubiera resultado muy frío, así que me decidí por un tono intenso que creara una atmósfera más acogedora». El azul protagonista encuentra el complemento perfecto en la combinación de blanco y negro, dominante en carpinterías, muebles y tapicerías. El conjunto asombra por una estética exquisita que busca la comodidad como fin último. Idear espacios con sentido, en el que cada elemento tiene su razón de ser, fue la fórmula aplicada y ha resultado ¡mágica!.

Ideas del proyecto
LETICIA MARTÍNEZ
www.trestrece.es

Riqueza de texturas. La nobleza de los materiales revaloriza la deco. Se ha optado por el mármol, presente en revestimientos, suelos y muebles; el acabado sedoso de las pinturas Cashmere, de Valentine, que cubren las paredes y techos; y los textiles luxury de alfombras, tapicerías, cortinas...

Lámparas de autor. Atraen todas las miradas. Encontramos desde el icónico modelo Arco, de Castiglioni, hasta la luminaria del comedor, de latón y cristal, inspirada en los años 50. 



Ver más articulos