desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Barcelona

Renovando el estilo modernista

Todo cambia o se transforma con el tiempo en esta casa catalana creada por el interiorista Alfons Tost. Todo, a excepción de los impecables acabados y su arquitectura modernista.

Nuevo Estilo 20/08/2013
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Posee un espíritu con muchísimo encanto, envolvente y atractivo, como todos esos pisos ubicados en los edificios modernistas que han dibujado durante más de cien años el Eixample barcelonés. Precisamente Alfons Tost, quien firma la obra, puso todo su empeño en mantener viva su esencia a pesar de la ardua reforma que llevó a cabo en él: «Su estilo decorativo es caótico, muy contemporáneo y sin normas, pero en ningún caso muestra la estética de loft de vanguardia porque tuvimos especial cuidado en que se reconociera el carácter estético de principios del siglo XX en las estructuras base».

En la gran sala de estar conservó las molduras y rosetones de escayola, así como la altura de techos, mientras que en las zonas de paso los rebajó para ocultar instalaciones como el aire acondicionado. También rehabilitó la carpintería: «Después de tantas décadas e inquilinos, las puertas y ventanas habían pasado por innumerables capas de pintura. Las decapamos con un sofisticado sistema de inmersión en bañeras y las limpiamos hasta descubrir la madera al natural», nos explica el autor, que ha ideado un escenario cuidado al milímetro y que, por su tipología neutral, admite cambios de mobiliario, estilos y obras arte según los gustos de cada momento, «porque nada es imprescindible ni inamovible».

IDEAS DEL INTERIORISTA
Alfons Tost (Teléfono: 932 002 265)

Fidelidad a los orígenes. Insistió en la idea de mantener vivo el espíritu modernista de la vivienda, dejando las paredes prácticamente desnudas y en blanco para resaltar las molduras y los rosetones que lucen los techos.
Un remake de los suelos antiguos. En los solados decidió dar un golpe de efecto diferente e instaló tablillas muy pequeñas, recordando así los antiguos parqués. Se han teñido en oscuro y van dispuestas a lo largo.
Negro, cuero y madera. Un atractivo trío que se repite en todas las estancias de la vivienda y que, además de considerarse una tendencia muy puntera, aporta siempre un aire masculino y sobrio sin restar ni un ápice de calidez.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos