desplegar menu NuevoEstilo
Buscador
mostrar/ocultar

Roma, Italia

¡Buonasera signorina! Un apartamento con mucho encanto

En Roma, la interiorista María de la Osa derrochó intuición femenina para conferir a este piso una alegre chispa deco. La redistribución abierta, el buen empleo del color y el mobiliario, de tinte joven o con aire teatral, son sus claves.

Gema Marcos 21/09/2018
Imprimir
Pantalla completa



En un tranquilo barrio romano, este piso reúne en su interior un buen número de factores para hacerte sentir feliz. Luz a raudales, naturalidad en la mezcla, toques cromáticos que suman positivismo y una puesta en escena de lo más coqueta, en la que cada pieza cumple una misión funcional pero también un plus estético, obra de la interiorista María de la Osa, del estudio madrileño After L. En definitiva, un espectáculo a pequeña escala muy acorde con el espíritu y la profesión de la propietaria de la casa, Terry Linguiti, asesora de eventos internacionales y asistente del cantante Julio Iglesias.

En primer lugar, se planteó la redistribución de los 70 m2 que tiene la vivienda. «Tiramos abajo la casa de manera integral y conectamos estancias visualmente para crear mayor sensación de desahogo. Después, le dimos un baño de pintura blanca a todo el escenario, incluido el suelo de madera restaurado», nos explica María de la Osa, quien, además de potenciar la luz natural, supo aprovechar muy bien todo el espacio con elementos como la biblioteca de suelo a techo del salón.

A la hora de decorar, se combinaron piezas encontradas en anticuarios y recuerdos familiares con diseños frescos y divertidos, algunos de ellos low cost, lo que ha dado naturalidad a las composiciones. Muy acertados, las pinceladas en tonos rosa o verde agua, así como el acabado oro de molduras, lámparas y apliques, salpican y animan el fondo impoluto.

IDEAS DE LA INTERIORISTA: María de la Osa (www.mariadelaosa.com)
- Espacios fluidos. Se derribaron tabiques para crear ambientes más diáfanos, con más luz, y se planteó un look muy homogéneo con los mismos acabados en toda la casa: paredes claras –excepto en la cocina– y  suelo de madera pintado de blanco.
- Carpinterías. La corredera con dos hojas que separa el baño es un modelo antiguo adaptado. Su diseño de cuarterones actuó como referencia para el resto de nuevas puertas.



Ver más articulos